Un nuevo uso para los huesos de aceitunas y con muchas posibles aplicaciones.

Un nuevo uso para los huesos de aceitunas y con muchas posibles aplicaciones.

Francisco Arjona, inventor, se muestra satisfecho con el resultado del trabajo: “Se puede generar más riqueza del olivar, no todo está inventado como sabemos, y esta patente europea es un ejemplo de ello, ahora corresponde empezar a producir”.

Conseguir darle un nuevo uso al hueso de aceituna y que aportase más riqueza que la que se viene obteniendo actualmente al dedicarlo a ser quemado como biomasa, fue ésta la idea con la que en 2013 se inició el proyecto que hoy es una realidad, producir recubrimientos originales y sostenibles con la citada parte de la aceituna.

Una historia que hoy se concreta en una patente y cuyas aplicaciones serán presentadas en París en la feria “Maison & Objet” en enero próximo, con stand propio en espacio del ICEX, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Teniendo en cuenta que la producción prevista en España para esta campaña 18-19 será de 800.000 tn de hueso de aceituna, prácticamente el 50% de la producción mundial, y casi la totalidad actualmente se destina a ser quemada como biomasa, hay materia abundante con la que trabajar y, además, se añade la circunstancia positiva que ésta se genera periódicamente de manera natural.

Los inventores Francisco Arjona, arquitecto técnico, gran conocedor de la producción oleícola y su amigo Juan Cabello, carpintero, se comprometieron a buscar un nuevo uso a este residuo de la aceituna, para crear más oportunidades en el entorno rural andaluz en el que trabajan, en concreto en Benamejí (Córdoba).

Producir un revestimiento con huesos de aceitunas, no ha sido fácil ni asunto de un día, como expresa Arjona: “Comenzamos a hacer pruebas adhiriendo hueso a madera. El día que apareció algo similar a lo que te- nemos hoy, percibimos que el hueso era muy plástico y adquiría una apariencia muy diferente a los materiales existentes en decoración y contaba con un gran potencial estético; fue entonces cuando pensé que estábamos ante un nuevo acabado, con múltiples posibilidades en cuanto a texturas y diseños y además es renovable, sostenible y de gran durabilidad”.

Los inventores hicieron pruebas y trabajaron con ilusión durante años, tras la jornada laboral habitual y siempre pues a deshoras.

Hoy PANINOS, esta es la marca con la que se presentan, ofrece mediante un procedimiento innovador un revestimiento novedoso, hecho a base de hueso triturado que puede ser utilizado para fabricar muebles de cocina-baño y otros tipos, puertas, revestimientos de paramentos y más.

Francisco Arjona se muestra satisfecho con el resultado del trabajo: “Se puede generar más riqueza del olivar, no todo está inventado como sabemos, y esta patente europea es un ejemplo de ello, ahora corresponde empezar a producir, siendo posible contar con más empresarios dispuestos a participar en su desarrollo.

El producto creado sabemos que es atractivo al cliente final, tanto por la materia prima principal con la que se hace como por las múltiples posibilidades de colorido y diseños que ofrece”.

Un nuevo uso para los huesos de aceitunas y con muchas posibles aplicaciones.

Related Articles

Artículos relacionados por etiqueta

Leave a comment

You are commenting as guest. Optional login below.